Sunday, August 19, 2007

Dodo






Muchas personas me han preguntado por los dodos. Llevo un par de semanas con la frase “quiero un dodo...” en el msn y en gmail y creo que era de esperarse. La palabra Dodo ni siquiera aparece aquí en word, la subraya con rojo.



Así que me la he pasado hablando un poco de un tema que yo no domino, lo que me ha obligado a leer mucho sobre ellos en estos días. No quiero entrar en detalles que pueden leer perfectamente mejor redactados en la Wikipedia o en otras paginas. Solo diré que era un ave de las Islas Mauricio, de mas o menos un metro de alto y entre 13 y 25 kilogramos (si no sabes donde quedan las islas pregúntale a San Google, jejeje)

Ante la duda de la palabra Dodo como tal me dediqué a mirar de donde venía el nombre y hay varias teorías:

Es posible que venga de la palabra Dodaars, el nombre alemán del Tachybaptus ruficollis o zampullín común, una pequeña ave europea. La conexión podría estar en la desgarbada figura de ambos y en el parecido de la textura de las plumas. Aunque los primero en llegar a la isla fueron Portugueses, no se quedaron, y fue solo hasta que llegó el almirante Wybrand van Warwijck que llegó a la isla en 1598 y los nombró Walghvogel (algo así como pájaro asqueroso), por su sabor.
Según fuentes más cercanas (entre ellas Encarta) la palabra viene del portugues Doudo que significaba tonto, o loco, aunque la palabra actual y su pronunciación vienen del ingles.

Ahora... ¿a que vengo con todo esto?

Los Dodos se extinguieron entre 1662 y 1693. Ni los expertos se ponen de acuerdo en eso, pero no es el punto.
Los dodos crecieron en un ambiente natural exento del temor, del miedo. En la isla no había depredadores, así que su hábitat era apto para la curiosidad. Para cuando los humanos pisaron la isla encontraron a los Dodos paseando por ahí. Y el Dodo no huyó del humano, se acercó a curiosear. Y terminó siendo un estofado, y de paso usaron sus plumas para adornos. La llegada del hombre desencadenó otros problemas: ratas, cerdos y animales domésticos dieron cuenta de los Dodos, que terminaron por desaparecer y quedar plasmados para siempre en el recuerdo como la especie que más pronto acabamos.

Solo un dodo perdura, el personaje de Lewis Carrol en Alicia en el País de las Maravillas que organiza la carrera para secarse después de nadar, y todos ganan.

Para terminar, el punto de todo esto:

¿Se dan cuenta que la inocencia, la curiosidad y la confianza terminan por ponerte la etiqueta de tonto?

A veces da bronca ser humano...








Postdata:


Encontré otro dodo que perdura, pero está en un plano un poco más friki, el personaje de Ciudad Acme, Gogo-Dodo... lo pongo porque me cae bien, pero me quedo con “Do... Do… Dodgson”, el de Alicia, que como dato más friki aún es el mismo Lewis Carrol. Su nombre real era Charles L. Dodgson, pero para tomarse menos en serio su forma de hablar (si señores, L.C era tartamudo) decidió burlarse de sí mismo.

Thursday, August 16, 2007

Corto

Hoy escribiré, en medio del cansancio, algo corto

Hace poco pasó algo que temíamos quienes seguimos de cerca la vida de nuestros amigos, un amague de ruptura y una hoja que se arruga y mientras tanto todos miramos de lejos como queriendo plancharla pero sabiendo que somos incapaces porque ya de por sí nuestra vida es un lío...

He pensado mucho hoy en los afectos, en sus efectos en todos y esa espina que se nos clava en la garganta y no podemos tragar... creo que, más allá de pensarlos difíciles, son más bien torpes.
Uno no está hecho para amar, pero aún así lo hace. Uno no está hecho para perseverar en nada que no sea instintivo y aún así lo hacemos. Uno no está hecho más que para comer y dormir y sobrevivir, y aún así...

Tenemos una manía por nuestras metas y voy a poner aquí una frase que me persigue:

Si la evolución no tiene un fin, ¿por qué tengo que tenerlo yo?

No es supervivencia lo qué aquí cuenta, es una afecto que se aferra y no quiere soltarse, y se aferra con todos los deditos de afecto que tiene y ese aferrarse no causa más que dolor, pero... la evolución no tiene un fin, y ese dolor tampoco, y como el amor no es más que amor y no puede ser otra cosa, lo juntamos con ese aferrarse y con ese dolor y todo lo que nos queda es... vida.

¿A quién le importa una vida sin sentido?
¿Quién quiere una vida sin amor?
Ergo...
¿Quién puede vivir sin sufrir por amor?

Lo que me quedó después de todo ese episodio sureño fue esto: la vida es vida porque duele, la vida es vida porque aporrea y porque cuando te aporrea la reconocés y te reconocés en ella, y cuando te pasa por encima y tocás el borde... te das cuenta de quien sos y de cómo querés ser, y te das cuenta que podés señalar a alguien con certeza y decirle “quiero compartir este caos, esta aleatoriedad de vida con vos”, sin miedo; pero tambien podés decir sin miedo “aléjate, es más el daño que me hacés que el bien”.

Todos somos compañeros de camino, supongo que el punto estará en no amargarse cuando nos ataque el vacío que causan la vida y la desesperanza.

Friday, August 10, 2007

Lucas, sus luchas con la hidra

Y bueno... ¿qué pasa con Julio?
En alguna tertulia literaria, de esas de tarde gris bogotana, café, panecitos con arequipe y vino a veces, hablé con una amiga sobre este libro de Cortazár: Un tal Lucas.
La frase de ella fue: El libro es buenisimo para leer en el baño. Yo me reí pero me reservé lo que pensaba. Para mí hay textos con valor didáctico dentro de la mitología cortazariana, en cantidades, pero precisamente el humor los hace ineteresante, los hace inteligentes.
Este es el primer capitulo, juzguen ustedes:
.
Lucas, sus luchas con la hidra

Ahora que se va poniendo viejo se da cuenta de que no es fácil matarla. Ser una hidra es fácil pero matarla no, porque si bien hay que matar a la hidra cortándole sus numerosas cabezas (de siete a nueve según los autores o bestiarios consultables), es preciso dejarle por lo menos una, puesto que la hidra es el mismo Lucas y lo que él quisiera es salir de la hidra pero quedarse en Lucas, pasar de lo poli a lo unicéfalo. Ahí te quiero ver, dice Lucas envidiándolo a Heracles que nunca tuvo tales problemas con la hidra y que después de entrarle a mandoble limpio la dejó como una vistosa fuente de la que brotaban siete o nueve juegos de sangre. Una cosa es matar a la hidra y otra ser esa hidra que alguna vez fue solamente Lucas y quisiera volver a serlo. Por ejemplo, le das un tajo en la cabeza que colecciona discos, y le das otro en la que invariablemente pone la pipa del lado izquierdo del escritorio y el vaso con los lápices de fieltro a la derecha y un poco atrás. Se trata ahora de apreciar los resultados.
Hm, algo se ha conseguido, dos cabezas menos ponen un tanto en crisis a las restantes, que agitadamente piensan y piensan frente al luctuoso fato. O sea: por un rato al menos deja de ser obsesiva esa necesidad urgente de completar la serie de los madrigales de Gesualdo, príncipe de Venosa (a Lucas le faltan dos discos de la serie, parece que están agotados y que no se reeditarán, y eso le estropea la presencia de los otros discos. Muera de limpio tajo la cabeza que así piensa y desea y carcome). Además es inquietantemente novedoso que al ir a tomar la pipa se descubra que no está en su sitio. Aprovechemos esta voluntad de desorden y tajo ahí nomás a esa cabeza amiga del encierro, del sillón de lectura al lado de la lámpara, del scotch a las seis y media con dos cubitos y poca soda, de los libros y revistas apilados por orden de prioridad.
Pero es muy difícil matar a la hidra y volver a Lucas, él lo siente ya en mitad de la cruenta batalla. Para empezar la está describiendo en una hoja de papel que sacó del segundo cajón de la derecha del escritorio, cuando en realidad hay papel a la vista y por todos lados, pero no señor, el ritual es ése y no hablemos de la lámpara extensible italiana cuatro posiciones cien vatios colocada cual grúa sobre obra en construcción y delicadísimamente equilibrada para que el haz de luz etcétera. Tajo fulgurante a esa cabeza escriba egipcio sentado. Una menos, uf. Lucas está acercándose a sí mismo, la cosa empieza a pintar bien.
Nunca llegará a saber cuántas cabezas le falta cortar porque suena el teléfono y es Claudine que habla de ir co-rrien-do al cine donde pasan una de Woody Allen. Por lo visto Lucas no ha cortado las cabezas en el orden ontológico que correspondía puesto que su primera reacción es no, de ninguna manera, Claudine hierve como un cangrejito del otro lado, Woody Allen Woody Allen, y Lucas nena, no me apurés si me querés sacar bueno, vos te pensás que yo puedo bajarme de esta pugna chorreante de plasma y factor Rhesus solamente porque a vos te da el Woody Woody, comprendé que hay valores y valores. Cuando del otro lado dejan caer el Annapurna en forma de receptor en la horquilla, Lucas comprende que le hubiera convenido matar primero la cabeza que ordena, acata y jerarquiza el tiempo, tal vez así todo se hubiera aflojado de golpe y entonces pipa Claudine lápices de fieltro Gesualdo en secuencias diferentes, y Woody Allen, claro. Ya es tarde, ya no Claudine, ya ni siquiera palabras para seguir contando la batalla puesto que no hay batalla, qué cabeza cortar si siempre quedará otra más autoritaria, es hora de contestar la correspondencia atrasada, dentro de diez minutos el scotch con sus hielitos y su sodita, es tan claro que le han vuelto a crecer, que no le sirvió de nada cortarlas. En el espejo del baño Lucas ve la hidra completa con sus bocas de brillantes sonrisas, todos los dientes afuera. Siete cabezas, una por cada década; para peor, la sospecha de que todavía pueden crecerle dos para conformar a ciertas autoridades en materia hídrica, eso siempre que haya salud.

Tuesday, August 07, 2007

Monkey Island



He estado jugando Monkey Island esta semana. Creo que nunca voy a poder dejarlo a un lado, desde 1995 que lo conseguí la primera vez sigo jugándolo con espacios de unos años. Esta semana lo retomé y en una noche de trabajo me lo pasé. Ahora ando peleando con la segunda parte y repartiendo el archivo para que mis amigos lo jueguen. Hoy trataré de que Lala lo haga, jejeje.




Ah, y como me encontré esto se los dejo:





Curiosidades (tomadas de distintas paginas de fans)

*En la primera entrega los duelos a espada entre piratas eran, realmente, duelos de insultos, en los que se vencía cuando se daban las réplicas apropiadas. La enorme lista de insultos y "contrainsultos" fue escrita originalmente por Orson Scott Card, el famoso escritor de ciencia ficción. En la tercera entrega, los duelos de insultos se convirtieron en duelos de insultos con rimas, explicado con que los combates en mar o en tierra firme son diferentes.

*La taberna pirata en la que ocurre parte de la acción pasó de llamarse "Scumm-Bar" en las tres primeras partes (con motor SCUMM, aunque scum en inglés significa "escoria" o "gentuza") a llamarse "Lua-Bar" en la cuarta (Lua era el nombre del lenguaje script que se utilizaba en el nuevo motor GrimE).


*El nombre del personaje principal, Guybrush, proviene del nombre del archivo en que se guardaban sus imágenes durante el desarrollo del juego: guy.brush, segun confirmaron sus diseñadores, que siempre le llamaban guy cuando trabajaban. Al final no se pusieron de acuerdo para darle un nombre y Guybrush les pareció gracioso y original.


*En la segunda entrega hay una alusión al corto animado de , The Skeleton Dance, protagonizado por los fallecidos padres de Guybrush. En la tercera entrega, vuelve a haber una referencia a Disney al final de los créditos.


*En The Curse of Monkey Island si das 50 veces a "Ir a bruma", después de muchos comentarios del tipo "No quiero ir ahi", Guybrush dirá "La niebla es muy bonita, pero aburrida", refiriéndose a la aventura gráfica que por aquella época rivalizaba con Monkey Island: MYST


*El grog, licor favorito de los piratas de Monkey Island, al contrario de lo que pueda parecer, no es un invento de los creadores del juego. Fue la bebida favorita de los marineros británicos durante años. Evidentemente, la bebida real nunca tuvo las cualidades corrosivas de la versión del juego, en el cual aseguraban estaba compuesto por queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni. El verdadero origen del "grog" es bien conocido. Se debe al almirante inglés Edward Vernon, a quien sus subordinados apodaban Old Grog por una capa impermeable que siempre vestía confeccionada con un material llamado "grogham". En 1740 Vernon emitió una orden por la cual el ron (o "rum") debía ser rebajado con agua bajo la vigilancia de un oficial. Los marineros gozarían de dos raciones al día. Para mejorar el sabor estos añadieron azúcar y lima dando origen al "grog" que hoy conocemos, llamado así en honor al almirante.


*Ron Gilbert ha reconocido que para la idea del videojuego se basó en dos referencias, la atracción "Pirates of the caribbean" del parque de atracciones DisneyWorld y la novela "En costas extrañas" de Tim Powers, donde se mezclan piratería y brujería. Esto explicaría el porque Ron Gilbert (el autor original del videojuego) dijo publicamente que al salir de ver la pelicula "Piratas del Caribe 2: El Cofre del Hombre Muerto" sintió la sensación de haber visto la pelicula de su juego, al estar las dos peliculas de "Piratas del Caribe" inspiradas en dicha atracción.


*Guybrush asegura poder aguantar 10 minutos sin respirar bajo el agua. Si en la escena en la que eres arrojado desde el puente alrededor de una docena de objetos cortantes esperas ese tiempo, el personaje (tras cambiar de color varias veces) quedara inerte flotando en el agua y los verbos de acción cambiaran a otros más adecuados con su nueva condición (flotar, descomponerse...)



*En la tercera entrega, en la playa de la isla Blood, si das a coger la bahía 25 veces se meterá en el agua y verás el cadáver flotando del Guybrush de la primera parte en la escena en que es arrojado al agua.


*En la tercera parte, en la cripta de los Sopabuena de la isla Blood hay un agujero en el techo; si te asomas a él aparecerás en el bosque de la isla Melee de Monkey Island 1. Si por el contrario en el primer juego le das a entrar en ese mismo tocón te sale un mensaje de "Inserte disco 96".


*En la segunda entrega, en la pelea contra el Pirata Zombi LeChuck, al subir por el ascensor iras a dar a un callejon de Isla Melee del Monkey 1.


*En la primera entrega, si en cualquier parte del juego presionas Ctrl+W, sale un cartel que te pregunta si quieres ganar, y al poner que sí, te dicen que tienes todos los puntos, salen los créditos y al final de estos aparece un mensaje que te invita a que apagues el ordenador y te vayas a la cama, sin que haya posibilidad de volver al juego mas que reiniciando el ordenador.



*Michael Land contó en una entrevista cómo se creó el nombre de LeChuck. En 1989, Ron Gilbert estaba diseñando The Secret Of Monkey Island, el gerente general era un hombre llamado Steve Arnold. Durante años Steve le había dicho a Ron que a él realmente le gustaba el nombre de "Chuck" y le pidio que pusiese un personaje en alguno de sus juegos llamado "Chuck". Ron le concedió el deseo.



*Ron Gilbert cortó una escena en Monkey 1 en la que para demostrar nuestra bravura a Meathook teníamos que hacer 3 cosas, pero según él, restaba velocidad al desarrollo de la historia y suprimió 2 de esas 3 cosas. Al final quedó solo la demostración de la valentía tocando al loro.



*Lucas Arts hizo un homenaje a Carla Green, miembro del equipo, poniendo su nombre a la maestra de la espada.



*El rostro de Elaine Marley en Monkey Island 1 (versión 256 colores) fue cogido de una mujer llamada Avril Harrison que trabajaba en Lucas Arts en aquellos tiempos.



*Ron Gilbert tuvo que cortar 5 largas escenas de Monkey Island 2 para meterlo en 6 diskettes, esas partes nunca fueron vistas fuera de Lucas Arts.



*En una entrevista, Ron Gilbert reveló que algunos anacronismos cómo la máquina de grog guardaban un secreto profundo en la historia (¿tal vez el secreto de Monkey Island?).



*En Monkey Island 2 había pensada una escena en la que el monóculo de Wally se caía al mar y el pobre Wally debía buscarlo sin ver nada por todas las aguas. Los programadores pensaron que era demasiado cruel y la eliminaron.



*En un video de promoción de Monkey Island 2 aparecía la tienda de Stan algo cambiada respecto a cómo quedó en el juego cuando salió. Antes era más oscura y tenía muchos más candelabros, cómo se puede observar en la foto.








*Será marrano el tío. ¡ Le he dado un grandioso arenque a un troll,al menos eso creía que era hasta que desaparecí por el camino del fondo !El troll resulta que era un tipejo disfrazado, que por arte de magia, vuelve a coger su garrote sin tocarlo. Cosas que pasan. ¿Será La Fuerza? Pues puede ser, porque es George Lucas el que se encuentra bajo este disfraz.